Hola a todos. Los chicos de Carlow ya han regresado a sus casas y han aprovechado sus últimos momentos en Irlanda al máximo. Han tenido sus últimas actividades con el grupo y se han despedido entre lágrimas de todos con los que han compartido esta experiencia. Su monitora nos ha enviado todas las novedades y nos ha dejado un mensaje final de despedida:

Hola familias,

Los últimos días en Carlow llegaron a su fin, y con ellos los últimos momentos junto a nuestros amigos en esta pequeña burbuja irlandesa.

El último miércoles de la estancia llegó. Por la mañana tuvimos clases y por la tarde actividadesde agilidad, tanto físicas como mentales, en dos retos diferentes. En primer lugar, probamos nuestro equilibrio y puntería haciendo tiros de precisión y carreras de equilibrio con el bate de hurling. Después, probamos nuestra agilidad mental haciendo torres de espaguetis con nubes. La torre más alta y más resistente sería la ganadora, que fue la de Ignasi y Mateo. Por la tarde tuvo lugar la última discoteca en el Rugby Club, y con ella, las primeras despedidas de nuestros compañeros de la escuela.

El jueves repetimos con los bailes tradicionales irlandeses y los rounders, un juego tradicional irlandés similar al béisbol, aunque a algunos nos pasó factura la ola de calor que hacía esos días en Irlanda.

El viernes fue nuestro último día de clases y actividades en el colegio. Primero realizamos la actividad de cold cooking con una receta sencilla pero riquísima a partes iguales. Esta consistía en galleta, palomitas, nutella y nubes (o marshmallows) y ¡¡¡estaba deliciosa!!! Después de dejar nuestro masterchef interior a un lado, tuvimos la entrega de diplomas certificando nuestro paso por el programa de estudios. Nos hicimos una foto con Paddy, jefe de estudios de la escuela, y nos despedimos de nuestros profes y monitores irlandeses. Ese mismo día, realizamos una cena de despedida con nuestros amigos del colegio y nuestras respectivas monitoras, y descargamos parte de nuestra tristeza de la despedida con algunas lágrimas.

El sábado fue nuestro último día en Irlanda, y el sol que nos había acompañado durante tres semanas desapareció y nos dio una buena dosis de “Irish Weather”. Ese día visitamos Waterford y Kilkenny bajo una capa de nubes y empapados de agua. Las ciudades nos parecieron preciosas y la mezcla de esa visita con el tiempo típico de allí, nos dieron la “Irish experience” completa.

Esa misma madrugada los alumnos que viajamos a Barcelona emprendimos nuestro viaje de vuelta. Aquellas que viajaron a Bilbao y Madrid tuvieron más suerte y pudieron dormir algunas horas más. El aeropuerto de Dublín estaba llenísimo, pero algunos no perdieron la oportunidad de buscar un hueco para ver el clásico. Finalmente, ya en Barcelona, nos tomamos una última foto y ya nos reunimos con nuestras familias.

Carlow, gracias por estas tres semanas llenas de experiencias inolvidables, de amigos para toda la vida y recuerdos felices. Siempre te recordaremos con una sonrisa y el corazón lleno de agradecimiento.

¡Hasta siempre familias!

Compartir esta página

Otros blogs

Últimos posts

Blog general

Blog académico

Blog Au Pair

Blog Europa

Blog fuera de Europa

Blog Unicaja

Facebook

Instagram


Encuéntranos en Instagram