Diferencias entre trabajar de au pair y trabajar de niñero/a

Existen muchas diferencias entre el hecho de trabajar de au pair y el trabajo de un niñero al uso. Ser au pair siempre implica una experiencia de intercambio cultural, con la que aprender un idioma y conocer otro país. Entendiendo esta premisa, enumeramos las principales diferencias que existen entre uno y otro rol:

 

1. Un au pair forma parte de un programa de inmersión en el extranjero

Los programas para trabajar de au pair tienen dos objetivos principales. Por un lado, vivir una inmersión en una familia extranjera, con todo el enriquecimiento personal que esto conlleva. Y por otro, la mejora de un idioma. Las agencias que ofrece este tipo de experiencias, como Aston Herencia, son expertas en viajes de idiomas. Por ello, el enfoque es completamente diferente al de una persona que trabaja como niñero/a, cuya misión nada tiene que ver con la idea de vivir una experiencia lingüística y cultural.

 

2. Un au pair tiene tiempo suficiente para poder asistir a clases de un idioma

En estrecha relación con lo anterior, un programa de au pair debe contemplar que el/la participante tenga el tiempo libre necesario para asistir a clases. Hay programas que incluyen las clases, mientras existen otros en los que es el/la participante el/la que decide si quiere o no asistir a las mismas. En todo los casos, esta opción debe existir, teniendo que ser compatible la labor en casa con la parte formativa. Por el caso contrario, en un trabajo como niñero/a esto no se contempla.

 

3. Existen un máximo de horas de trabajo a la semana, supervisadas por quiénes desarrollan el programa

Los programas de au pair deben ofrecer garantías, asegurando a el/la participante que todo su trabajo y programa se desarrolle de una forma regular. Las organizaciones que velan por el correcto desarrollo de la experiencia, supervisan que las horas de trabajo establecidas se cumplan y sean respetadas por la familia anfitriona. En el caso de trabajar de niñera, las horas de trabajo están reguladas por un contrato y por las leyes laborales correspondientes al país en el que se trabaja.

trabajar de au pair

Patricia y Bea en Washington

 

4. Un au pair recibe dinero de bolsillo a la semana, alojamiento y pensión completa

En el caso de un au pair, las familias anfitrionas se hacen cargo de proveer al estudiante con dinero de bolsillo a la semana. Por ejemplo, en el caso de Estados Unidos, esta cantidad puede rondar los $195 a la semana y en Reino Unido a partir de 90 libras semanales. Además, el participante de este tipo de programas tiene alojamiento y pensión completa en la propia casa en la que trabaja. De ahí que su relación con la familia sea más similar a la de un/a hermano/a mayor, conviviendo como un miembro más de la casa.

Un/a niñero/a recibe un salario mensual y no se aloja en la casa. El sueldo a mínimo a percibir dependerá del que establezca la ley del país.

 

5. Un au pair forma parte de una experiencia internacional

Participar en un programa de au pair permite conocer a otros participantes de todo el mundo que están viviendo una experiencia similar. De hecho, es habitual en algunos programas de au pair que la experiencia arranque unas sesiones informativas en alguna ciudad importante del país (por ejemplo, Nueva York en EE.UU.). Este tipo de encuentros permiten compartir inquietudes y dudas, además de hacernos sentir más arropados en todo lo que está por llegar.

trabajar de au pair

Ainhoa en Nueva York

 

6. Las responsabilidades de un au pair son específicas

Esta es una de las principales diferencias que nos encontramos a la hora de diferenciar el trabajo de au pair del de un/a niñero/a. Las responsabilidades de ser au pair están relacionadas con el cuidado de los más pequeños de la casa y con el desarrollo de pequeñas y puntuales tareas domésticas. Este rol es mucho más amplio en el caso de alguien que cuida niños, puesto que su trabajo dependerá de todo lo que acuerde con la familia, y normalmente en estos casos las tareas domésticas abarcan más aspectos de la casa.

 

7. Trabajar de au pair requiere un visado para los países que no son de la Unión Europea

En caso de querer trabajar de au pair en países como Estados Unidos, se hace necesario la obtención de un visado J1. Estos visados son muy sencillos de tramitar y están pensados para aquellas personas interesadas en trabajar o estudiar en Estados Unidos durante un año. Un/a niñero/a extranjera requiere un permiso de empleo.

trabajar de au pair

Sandra junto a otras au pair internacionales

 

Para más información sobre cómo trabajar de au pair no dudes en cosultar nuestra web o contactar con nuestros asesores educativos.

Compartir esta página

Otros blogs

Blog general

Blog académico

Blog Au Pair

Blog Europa

Blog fuera de Europa

Blog Unicaja

Facebook

Instagram


Encuéntranos en Instagram