Algunos ya están de vuelta, pero mientras tanto, nuestros chic@s siguen descubriendo la ciudad y haciendo actividades en inglés para practicar. Que como dice nuestro monitor… ¡Así se aprende mejor! Os dejamos las noticias del día y un adelanto de lo que vendrá esta semanita, que ya les queda muy poco para volver. ¡Qué lo disfrutéis! 🙂

Ya hemos agotado dos semanas del programa. ¡Quién lo diría! El tiempo vuela. Desde estas líneas queremos despedirnos de Irene, Unai C, Unai S.P., Nico e Íñigo,  compañeros que optaron por catorce días de programa y que no continúan con nosotros esta última semana.

 Si recordáis, os dejamos en la última actualización contándoos la visita al Croke park, estadio que muchos dublineses e irlandeses tienen como el templo del deporte local y también nacional cuando alberga partidos de la selección irlandesa de fútbol.

 Llegó el martes y tocaba actividad en el colegio. Los monitores nos prepararon actividades que realizamos a lo largo de la tarde, después del almuerzo. Tocaba hacernos unas camisetas y actividades deportivas. Las camisetas aún no nos las han dado, están secando y es importante que lo hagan bien, para que los tintes se queden bien fijados en las camisetas. Prometemos enseñároslas más adelante.

Las segundas consistieron en jugar al fútbol irlandés. Es agotador. Se parece mucho al fútbol, pero puedes tocar el balón con cualquier parte del cuerpo, ¡¡¡incluso hasta se permite meter gol con las manos!!!. Ese mismo día por la noche tuvimos actividad en el colegio. Vino una mujer a animar la tarde noche con su violín y algo de música irlandesa. Pudimos aprender los principales pasos de baile. Lo llaman “Irish ceili dancing”.

 Al día siguiente, además de las clases, en las que se hace hincapié en el inglés oral a través de actividades de diversa índole como role play, diálogos, etc., nos tocaba algo de cultura.

Después de almorzar, nos acercamos a Hugh Lane Museum. Una especie de colección privada de una familia que era aficionada al arte. Pudimos admirar cuadros de los principales pintores del impresionismo francés, pero lo que visita todo el mundo que se acerca hasta este pequeño museo es el estudio de Francis Bacon. Lo trajeron tal cual no dejó a su muerte. Los británicos no valoraban lo suficiente al que luego se convirtió en una figura internacional del arte contemporáneo y cedieron el estudio a sus vecinos irlandeses.

El jueves, era día de actividad en el colegio después de cenar. Aunque nosotros no participamos, pudimos admirar con la boca abierta la cantidad de talento que tienen muchos de los compañeros de curso, especialmente los italianos. ¡Es increíble como tocan instrumentos, como bailan o incluso cantan algunos de ellos! Nosotros, por mucho que nos animaron a participar, decidimos hacerlo desde el público, por lo que, después del almuerzo, el tiempo que teníamos para preparar la actuación, la dedicamos a practicar deporte o, simplemente, a relajarnos en el césped.

 Llegó de nuevo el viernes y ya teníamos el finde a la vuelta de la esquina. Antes de almorzar, los profesores nos entregaron los certificados a los que ya finalizábamos nuestra estancia en De La Salle School. Hemos aprendido expresiones, vocabulario, pero, sobre todo, nos hemos lanzado a hablar inglés, porque no olvidemos que es un idioma y de nada sirve estudiarlo si no se habla.

Para continuar con la serie de visitas culturales, nos llevaron al Natural History Museum. A algunos nos llamó mucho la atención la inmensa cantidad de animales disecados y de esqueletos y fósiles que acumulan. Y es que, estamos acostumbrados a ver a los animales vivos en zoos o incluso en libertad. 

 La excursión del sábado nos llevó en bus hasta Cahir para, a la vuelta, parar en Kilkenny. En la primera, tocaba visitar el castillo de la localidad. La verdad es que lo tienen en muy buen estado después de que fuera restaurado casi en su totalidad en el siglo XIX. Nos acompañó un guía que fue explicándonos las diversas partes del castillo, sus funciones e incluso pasajes claves de la historia con innumerables anécdotas. Una curiosidad es que entre sus muros se rodó la película Excalibur (1981), cuenta la vida del rey Arturo, la espada clavada en la roca que sólo el verdadero rey era capaz de sacar…¿Os suena?

Al finalizar la visita, tuvimos tiempo libre para tumbarnos y comer el almuerzo en un estupendo césped que tenían en la entrada. Después de Cahir y la visita a su castillo, volvimos al bus y nos dirigimos a Kilkenny. Es la localidad con título de ciudad más pequeña de Irlanda. Nos dieron tiempo libre para dar un paseo por la zona del castillo. Los jardines de éste nos atraparon a más de uno y optamos por descansar en el césped. El tiempo nos acompañó y algunos pasamos hasta calor. 

 Después del domingo, ayer lunes, empezamos la semana con las clases de inglés matutinas y con actividades en el mismo colegio. Pintura y deportes. ¡Adivinad qué hicimos! En efecto, nosotros no pintamos y preferimos jugar al fútbol contra los italianos. Sufrimos una pájara y nos metieron unos cuantos, pero prometemos revancha.

 Hoy ya es martes, pero…eso es otra historia de la que sabréis más adelante. Sólo os diré que la semana va de Juego de Tronos.

Compartir esta página

Otros blogs

Blog general

Blog académico

Blog Au Pair

Blog Europa

Blog fuera de Europa

Blog Unicaja

Facebook

Instagram


Encuéntranos en Instagram