¿Llevas planeando tu viaje al extranjero durante meses? Se acerca el día, ¿estás experimentando nerviosismo o miedo?

No te preocupes, porque estas emociones son normales. El estrés es un sentimiento de tensión emocional y/o física. La mayoría de las personas ha experimentado situaciones de estrés, es decir, situaciones en las que se han sentido frustrados, nerviosos o enfadados. Por ejemplo, antes de mudarse a otro país, ya sea para trabajar o para realizar sus estudios. Al emigrar, tendrás que adaptarte a nuevas normas. Por esta razón, hay que asumir que el proceso de adaptación llevará un tiempo.

viajar

El estrés antes de viajar es real, ya que siempre vas a tener una voz dentro de ti que te dice que puede no salir bien. Como que vas a perder el vuelo, no vas a conocer a gente, te va a costar adaptarte a la nueva cultura, etc. Pero con un poco de preparación conseguirás llegar al destino lo más tranquilo posible y con ganas de disfrutar de tu nueva experiencia. A continuación, te damos unos consejos para estar más preparado:

Infórmate sobre el país de destino

Hay que conocer antes el país al que vas a viajar para adaptarte a sus normas y reglas. También, sobre la cultura y entender las costumbres y tradiciones, ya que habrá algunas que serán completamente diferentes a las tuya. Es el caso de Estados Unidos, donde por ejemplo, si eres menor de 21 años, no puedes comprar ni beber alcohol.

oportunidades de estudiar en el extranjero

Prepara las cosas importantes que necesitarás

Por ejemplo, si vuelas a Estados Unidos o fuera de la Unión Europea, deberás tener una visa para poder entrar al país. Y, sobre todo, no te olvides tus tarjetas sanitarias, tu pasaporte, el DNI, y el visado. Y en algunos casos, si entras en Estados Unidos para realizar tus estudios, un documento llamado el I-20.

También recomendamos llevar dinero en efectivo de la moneda del país de destino, por si ocurre algún tipo de problema con tus tarjetas de crédito o por si no se pudiese pagar con tarjeta.

Prepara la maleta con antelación

Infórmate del clima del país, para saber qué ropa meter en la maleta. Calcula bien la cantidad de maletas que vas a llevar, incluido el peso de estas. A nadie le gusta tener que abrir la maleta en la fila de facturación y sacar cosas. ¿a que te ha pasado alguna vez? Sé previsor. Hay pesos portátiles para maletas.

maleta

Ten expectativas realistas

No vayas con las expectativas muy altas, porque si no se cumplen, puede costarte más adaptarte a la vida allí y ver las cosas desde un punto de vista más negativo.

Mantén una mentalidad abierta

Ten en cuenta, que cuando viajas a otro país, vas a encontrarte con muchas diferencias culturales. Por ello, hay que ir con una mentalidad abierta y aceptar todos los cambios que te vas a encontrar. Por ejemplo, saber relacionarte con personas de otras culturas. No frustrarse si no puedes comunicarte bien con las personas de allí debido al idioma. Equivocándose y practicando es como se aprende.

Tener clara la finalidad del cambio

Mucha gente decide irse a vivir al extranjero para mejorar su segundo o tercer idioma, como el inglés, entonces aprovechan a irse a estudiar un año académico o la carrera universitaria. Otros se van por trabajo, por lo que también es fundamental para ellos adaptarse a la nueva cultura y conocer lo que les espera de antemano.

Esperamos que estos consejos puedan ayudarte a aliviar y a reducir los efectos del estrés y a adaptarte más rápidamente al país destino.

¡Bon voyage!

aeropuerto

Compartir esta página

Otros blogs

Últimos posts

Blog general

Blog académico

Blog Au Pair

Blog Europa

Blog fuera de Europa

Blog Unicaja

Facebook

Instagram


Encuéntranos en Instagram