¡Hola familias!

Nos llegan las primeras noticias desde Arizona. Los chicos están más que inmersos en el día a día americano, en gran parte porque están pasando gran parte del tiempo con sus familias, y esto siempre es un bien para ellos, pues no hay nada que ayude mejor a la inmersión cultural.

Esto es lo que nos cuenta su monitora, Ana Mª, de la primera semana en Arizona:

¡Hola a todos!

¡Ya ha pasado la primera semana en Arizona! Durante estos primeros días, los niños están aprendiendo a desenvolverse en un ambiente distinto al de sus hogares. Están comunicándose en inglés con una nueva familia, en un colegio con nuevas formas de enseñanza y con nuevos alumnos de una cultura diferente.

Durante el vuelo todo fue genial, ¡aunque tuvimos que correr por todo el aeropuerto de Boston! Al final no se hizo pesado ya que fueron viendo películas o durmiendo. Al llegar, las familias nos recibieron con los brazos abiertos. Tuvimos que esperar un día para recibir nuestras maletas, debido al contrarreloj que tuvimos en Boston, pero al final todas llegaron sin problema durante el día siguiente en la escuela.

Durante el primer día en Phoenix, algunos pudieron quedarse en casa descansando y haciéndose al cambio de hora. Otros fuimos al colegio, impacientes por ver cómo transcurrían las clases en EE.UU. El viernes, todos fuimos al colegio. Pudimos ver las diferentes formas de enseñanza y, ¡pasamos una clase de biología cogiendo serpientes! Eso sí, no eran venenosas y estaban adiestradas para ello. Por la tarde, muchos de los niños asistieron a un partido de Volleyball en el colegio. ¡Se impresionaron con el nivel de los deportistas!

El sábado, fue un día de estar en familia. Mi familia, muy amablemente, nos invitó a todos a hacer una excursión por la montaña. Tenía que ser a las 5 de la mañana, ya que pronto empezaba a hacer calor. Gracias a ello, pudimos ver el amanecer a través de las montañas de Phoenix, dejándonos unas vistas espectaculares. Hicimos ejercicio durante dos horas, eran bastantes empinadas las montañas (subimos y bajamos dos montañas diferentes), por lo que transcurrido ese tiempo, los niños estaban sudando y con ganas de descansar. Por ello, ¡nos fuimos todos a la piscina de mi familia! Estuvimos nadando y refrescándonos. Sobre las 10 de la mañana todos volvieron a sus respectivas casas, sin creer que en un sábado a esas horas, ya habían subido dos montañas y se habían refrescado en una piscina. Cada uno pasó el resto del día en familia.

El domingo todos fuimos a misa. Cada familia suele ir a Iglesias diferentes, así que no coincidimos. Pero, como un domingo típico estadounidense, lo pasamos en familia, viendo una misa bastante diferente a la que estamos acostumbrados en España. Durante el resto del día hicimos cosas diferentes: ir al cine, al Walmart (un supermercado típico aquí ) y otras actividades en familia.

El lunes lo pasamos en la escuela. Cada uno asistió a diferentes clases. Por la tarde, estuvimos con la familia. El martes, tuvimos el día libre en un centro comercial de la zona. Pero no era un centro comercial cualquiera, era uno de los más lujosos que habían visto. Se podían encontrar todas las boutiques más famosas y lujosas que podéis imaginar: Prada, Chanel, Louis Vuitton, Gucci… Todos disfrutaron mucho, entrando en las diferentes tiendas, comprando recuerdos y haciéndose fotos.

Hoy miércoles, están todos en la escuela, y esta tarde, vamos a ir a ver un ruedo de Búfalos. ¡Os cuento la semana que viene qué tal ha ido!

Saludos desde Arizona,
Ana María Cabello

Compartir esta página

Otros blogs

Blog general

Blog académico

Blog Au Pair

Blog Europa

Blog fuera de Europa

Blog Unicaja

Facebook

Instagram


Encuéntranos en Instagram