Primera semana para nuestro grupo de Integración escolar en Illinois, y su monitora, Inma, nos cuenta en detalle todo lo que han hecho durante estos días ¡No perdáis detalle!

 

¡Hola a todos!

¡Por fin estamos en Illinois! Tras un vuelo que nos permitió ponernos al día de toda la cartelera nacional e internacional, y también descansar un poco…¡ya estábamos aquí!.

La llegada al aeropuerto y todos los trámites en el control de aduana fueron más sencillos de lo que esperábamos, así que un poco nerviosos y sin saber muy bien qué nos íbamos a encontrar cuando se abrieran las puertas, nos dirigimos a la salida y … ¡¡¡ todas las familias estaban esperándonos con carteles de bienvenida con nuestros nombres!!! ¡¡¡Algunos incluso traían la bandera española, menuda sorpresa!!!

Tras el recibimiento, todos nos fuimos con nuestras familias a empezar a conocernos y cenar.

El día siguiente tuvimos la oportunidad de pasar más tiempo con nuestras familias de acogida, comer juntos, empezar a hacer actividades y por la noche tuvimos la fiesta de bienvenida en casa de una de las familias. ¡¡Menuda fiesta y menuda casa!! ¡¡Hasta tenía un lago!!. Allí pudimos empezar a conocernos mejor, mientras disfrutábamos de una comida riquísima que preparó cada familia. Además , la casa tenía un sótano que era como un pub; ¡no le faltaba de nada! Tenía mesa de billar, una barra de bar, máquinas de videojuegos… ¡Lo pasamos genial y pudimos empezar a relacionarnos también con los chicos/as de nuestra familia y con los de las familias de nuestros compañeros ¡todos son simpatiquísimos!

El miércoles, fue nuestro primer día de clase….¡¡ Welcome to Highschool Musical!! El instituto es exactamente como lo vemos en las películas, no le faltaba de nada; los pasillos llenos de taquillas, animadoras, pista de atletismo, cafetería… las clases son también totalmente diferentes a las que estamos acostumbrados. Para empezar, tienen clases de asignaturas que nosotros ni podemos imaginar como son “Trabajo en madera” , “Banda” (Sí, tocar un instrumento en la banda del colegio es una asignatura),teatro, todo tipo de deportes, etc. Pudimos asistir con nuestros “hermanos” americanos a todas sus clases, y nos dimos cuenta lo diferente que es la enseñanza allí y aquí. En las clases de español también pudimos participar…y los profesores nos entrevistaron para que los alumnos pudieran escucharnos hablar y también pudieran hacernos ellos sus propias preguntas. Tuvimos que repetir las mismas preguntas unas cuantas veces (digamos que cuatro o cinco, ¡jaja! ) pero nos permitió empezar a conocer a los que durante estas tres semanas van a ser nuestros compañeros de clase.

El día siguiente, llegó uno de los momentos más esperados del viaje: ¡¡¡¡¡¡¡CHICAGO!!!!!!! . Nada más salir de la estación estábamos rodeados de rascacielos, taxis amarillos y gente por todos sitios, fue increíble. Visitamos The Bean, aunque el tiempo no acompañaba demasiado pero pudimos verlo y sacarnos algunas fotos. A continuación fuimos al Acuarium.. donde pudimos hasta tocar algunos peces y estrellas de mar. También vimos un espectáculo de delfines, leones marinos y pingüinos ¡tan monos e inteligentes!. Desde que llegamos a Chicago una de las actividades que más ilusión nos hacía, era visitar la Torre Willis. Aunque justo a la llegada no pudimos visitarla por el mal tiempo, la suerte estuvo de nuestro lado y por la tarde pudimos subir. Lo más famoso de este rascacielos, es que tiene zonas donde el suelo es de cristal. No es el mejor sitio donde ir si tienes vértigo, pero nosotros conseguimos asomarnos a las cristaleras y hacernos 1893843 fotos, consiguiendo que los que iban detrás nuestra en la cola se enfadaran un poquito…

Durante el fin de semana pudimos disfrutar de más tiempo con nuestras familias de acogida: algunos fuimos a centros comerciales, otros a ver las actividades deportivas de los chicos y chicas de nuestra familia y otros a comer fuera y seguir disfrutando de la “saludable” gastronomía americana (¡jaja!). Esa noche, pasamos uno de los mejores momentos desde que llegamos: Fuimos a una granja llamada ‘Richardson’s’ y todos estamos de acuerdo en que fue un momento que nunca olvidaremos. Había un laberinto de maíz gigante que de noche parecía que estuvieras en mitad de una película de miedo. También había un colchón inflable gigante, toboganes, y animales típicos de granja..ah! y una llama bebé! Después todos comimos las cosas que las familias habían preparado e hicimos una hoguera y comimos nubes de algodón con galletas y chocolate…¡delicioso! .

El domingo fue día de partido para unos cuantos. Volvimos a Chicago a ver un partido de baseball y , bueno… aunque el baseball no es el deporte más divertido del mundo, y que no sabíamos muy bien las reglas del juego a pesar de que nuestras familias nos las explicaron una y otra vez, pudimos disfrutar del ambiente de un partido y tomar un hot dog. (¿Qué hay más americano que tomar un hot dog en un partido de baseball? ) ¡Ya estamos totalmente integrados!

Al comienzo de la nueva semana, volvimos a las clases y estuvimos ayudando a los profes de español durante todo el día. Los alumnos nos hacían preguntas en español y nosotros contestábamos. Aunque en ciertos momentos fue un poco aburrido repetir las mismas cosas… ¡ya somos populares en el insti! Tenemos amigos, nos saludan por los pasillos…y a algunos hasta les han invitado formalmente al evento del mes : ¡¡¡EL BAILE !!!

En resumen, está siendo una experiencia genial y estamos aprovechando y disfrutando al máximo de cada momento…

Compartir esta página

Otros blogs

Blog general

Blog académico

Blog Au Pair

Blog Europa

Blog fuera de Europa

Blog Unicaja

Facebook

Instagram


Encuéntranos en Instagram