Estudiar en el extranjero no siempre es una decisión fácil de tomar, en muchas ocasiones dar el paso puede costar más de la cuenta si no nos encontramos con la seguridad de que es lo correcto. Adelantamos que estudiar en otro país siempre es positivo, pero como todo en esta vida, existen pros y contras de estudiar en el extranjero.

En Aston Herencia somos conscientes de las ventajas y también de las desventajas ¡y para eso estamos aquí! Para hacerte ver la parte positiva de todo aquello que da tanto respeto. Pero no tengas miedo, dar un giro a nuestra educación o a la de nuestros hijos, requiere esfuerzo en todos los sentidos para que la experiencia sirva como proceso de aprendizaje.

En primer lugar, queremos mostrarte los «pros» de estudiar en el extranjero:

1. Más opciones, nuevas oportunidades

Está claro que España no es el único país que tiene buenas universidades o centros de estudio. Si miramos el mapa, podremos observar que hay muchísimos más lugares excelentes en cuanto a su sistema educativo.

Te damos la opción de que elijas entre los 30 países que ofrecemos el que más encaje con tus necesidades y expectativas, y te aseguramos de que el colegio o universidad al que asistirán destaca por su prestigio y calidad académica. Al ir a un centro educativo en el extranjero, conoceremos otras técnicas de estudio o métodos de enseñanza y tendremos acceso a los colegios más prestigiosos del mundo que nos abrirán muchas puertas en un futuro.

2. Crecimiento personal

Conocer mundo siempre es bueno, ya sea con amigos o en familia. Estudiar y viajar solo da una independencia que hasta entonces no hayamos tenido oportunidad de experimentar, y esto puede llegar a ser realmente enriquecedor cuando se trata de madurez y crecimiento personal. Cualquier situación que surja lejos de casa, es una oportunidad para resolverlo nosotros mismos y demostrar de lo que somos capaces.

3. Perfeccionamiento del idioma

Una vez en el destino, el nivel mejorará rápidamente y nuestro cerebro aprenderá con facilidad cualquier idioma. Aunque en el país estén hablando constantemente inglés, alemán o francés, al compartir clase con otros alumnos extranjeros podemos llegar a aprender curiosidades y palabras de otros idiomas.

Por supuesto, es la razón principal por la cual cogemos soltura hablando una lengua extranjera, ya que con el resto de nuestros compañeros será la única forma que tengamos para comunicarnos si no tenemos un idioma en común. Además, es sorprendente ver la forma en la que se adoptan frases hechas típicas de allí y las acoplamos a nuestra conversación.

4. Nuevas aficiones

Dentro de los pros y contras de estudiar en el extranjero, destacamos la novedad de poder practicar todo tipo de deportes dentro de nuestro colegio o formar parte de clubs de nuestras aficiones favoritas. Empezar el curso en el extranjero significa que la rutina a la que estábamos acostumbrados en España, va a cambiar por completo, incluyendo el cambio de asignaturas para su correcta convalidación.

Pero… ¿Y los contras? Pues bien, como hemos dicho anteriormente, además de lo bueno, también está lo que más nos preocupa. Pero en Aston Herencia, nos encargamos de hacerlo todo mucho más sencillo para que estudiar en el extranjero no sea una barrera.

1. Factor económico y ayudas

La parte económica es el punto en el que más nos paramos hasta encontrar un programa que se adapte a nuestros bolsillos. Lo cierto es que, en Aston Herencia, tenemos una variedad de cursos de todo tipo y duración para que encuentres el que más encaje con lo que estás buscando.

Además, ponemos a tu disposición becas parciales para universitarios como las de Go Campuspara  que cubren entre el 40% y 60% del coste, incluidas tasas, manutención y alojamiento dentro del campus. Las becas pueden superar los 29.000$ anuales en muchos casos.

Échale un vistazo a nuestro post sobre becas para estudiar en el extranjero.

2. Primeros días en un nuevo país

Los primeros días fuera de casa son un reto para los estudiantes que no han pasado mucho tiempo lejos de su familia anteriormente.  Pero lo cierto es que la novedad los mantiene atentos a todo lo que ven y las ganas de conocer nuevos lugares incrementa a medida que están allí.

Tanto nosotros, como los monitores, estarán en todo momento supervisando que todo vaya a la perfección y que se sientan como en casa, además de que nunca tendrán que ir solos y estarán acompañados por su nueva familia. Y por si fuera poco, ponemos al servicio de las familias una línea de teléfono de emergencias.

3. Dificultades del idioma

Como hemos mencionado anteriormente, el idioma mejora al instante cuando pasamos nuestros primeros momentos hablando con locales. Aunque es cierto que nada más aterrizar pueda dar la sensación de que no somos capaces de comunicarnos, o que la velocidad con la que lo hacen nos confunde con facilidad, pronto descubriremos que lo entendemos todo a la perfección y que las palabras salen solas.

¡No hay de que asustarse! En los cursos de idiomas que ofrecemos, las escuelas realizan una prueba de nivel a los estudiantes con el objetivo de adecuarlos a la clase y grupo que mejor encaje con sus habilidades lingüísticas. Y para los programas de larga duración, como año escolar en el extranjero o programas universitarios, los estudiantes realizan un test de nivel antes de su salida. El objetivo es determinar si cuentan o no con un nivel de inglés suficiente, y darles algunos consejos para que se preparen antes de la salida.

4. Trámites y documentación

Todo lo que tenga que ver con papeles y trámites de inscripción puede parecer un mundo si no sabemos muy bien por dónde empezar. Facilitamos el proceso de inscripción a nuestros participantes para que puedan cumplimentar todos sus datos desde casa y enviar toda la información necesaria desde nuestra plataforma web.

Además, organizamos reuniones informativas –o videoconferencias- para las familias para responder a todas las preguntas que puedan surgir.

Compartir esta página

Otros blogs

Blog general

Blog académico

Blog Au Pair

Blog Europa

Blog fuera de Europa

Blog Unicaja

Facebook

Instagram


Encuéntranos en Instagram