Ainhoa tiene 22 años y es de Puebla de Obando, un pequeño pueblo de la provincia de Badajoz, Extremadura. Llegó a Estados Unidos el 8 de Octubre de 2018, hace justo un año. Antes de irse de España tenía la certeza de que sólo estaría por un año, pero esta experiencia le ha cambiado tanto la vida que decidió ampliarla otros 6 meses más.

Describe a su host family como su “family”, ya que entre ellos no hay una relación Hosts-Au pair, son más bien como amigos. La relación con ellos es muy buena, siempre ha habido buena comunicación, entendimiento por ambas partes, respeto e intercambio cultural. Su familia solo tiene una bebé, Élodie, la cual considera como su hermana pequeña. Cuando Ainhoa llegó a EE.UU. Élodie tenía sólo 6 meses, por lo que la ha visto crecer y ha estado en los momentos más importantes de su vida.

Ainhoa, ¿qué te hizo tomar la decisión de irte al extranjero como Au Pair?

Mi decisión fue porque necesitaba un cambio de aires en mi vida. Empecé a trabajar con 14 años en el restaurante de mi familia mientras compaginaba mis estudios, además otros factores personales me hacían sentir en un ambiente de demasiado confort para mi. A esto le sumo que obtuve el certificado de TCP (Tripulante de Cabina de Pasajeros), pero nunca pude desempeñar este trabajo porque la primera prueba es en inglés y yo no tenía el nivel básico para pasarla. Por esto, irme de au pair era la opción más económica y práctica para aprender inglés.

 

¿Algún consejo para preparar la entrevista con la familia?

Mi consejo es que luzcas ilusionada, alegre y confiada de ti misma. Las familias valoran la seguridad con la que te desenvuelvas. Y si no tienes buen nivel de inglés como yo, un folio con las preguntas y posibles respuestas más importantes para ti, justo detrás de la cámara mientras haces la entrevista, ayuda mucho. Esto también te puede ayudar a controlar tus nervios.

 

¿Algún truco a la hora de hacer la solicitud?

Sinceramente no, lo mío fue pura casualidad. Intenté hacerlo por vía propia y casi caigo en una estafa, vi el nombre de la agencia en un pdf que me envió la posible “familia”, llamé para verificar y me confirmaron que no existía esa familia en el perfil de la agencia. Entonces, justo en esa llamada, decidí hacerlo por la vía correcta.

¿Por qué USA?

¿Por qué no? Respondía a mis seres queridos cuando les di la noticia. Sentía que irme a algún país europeo no me daría ese intercambio cultural que yo iba buscando, ese  gran cambio de vida y de aires que tanto deseaba. Y además, fue un destino que nunca tuve en mente para vivir, y el hecho de no tenerlo me empujaba más a vivir esta experiencia, sin prejuicios ni expectativas.

 

¿Qué te parece mejor: pueblo o ciudad?

Yo vivo en Gaithersburg, que es una pequeña ciudad muy cerca de Washington DC. No sé lo que es vivir un un pueblo pequeño aquí. Pero justo donde vivo me parece perfecto, porque tengo la capital a 20 min en metro, aunque el lugar donde vivo es tranquilo. Entonces la respuesta sería ciudad.

 

¿Has tenido alguna mala experiencia?

Ninguna. Y con la familia tampoco.

¿Qué le dirías a alguien que está a punto de comenzar la experiencia?

Que abra la mente lo más que pueda, que es un país que no se parece en nada a España a nivel cultural. Que no se preocupe por el idioma porque la gente es comprensiva y paciente con los extranjeros. Que sea una esponja absorbiendo todo los conocimientos que pueda y sobre todo que disfrute. Es lo más importante, que disfrute y viva el presente porque es una experiencia única que te cambia la perspectiva de la vida.

 

¿Qué crees que te está aportando como persona esta experiencia? ¿La recomendarías?

Me esta aportando conocimiento tanto a nivel exterior como interior, a saber estar sola y ser feliz, tanto en un bar, museo, viaje, etc. A entender la manera de vivir de otras personas, a aceptar pensamientos que no tienen nada que ver con los míos, a comprender los diferentes estilos de vida y quedarme con lo positivo de cada uno de ellos. Por supuesto, la recomendaría.

 

Si tu experiencia au pair fuera una película, ¿qué título le pondrías y en qué género de cine la incluirías?

Madre mía, creo que mi gente de aquí diría sin duda que sería una comedia. Y de título digamos en una expresión española: “No tenía ni un duro pero se apuntaba a un bombardeo”. Y así de real es, no me considero muy ahorradora, pero la razón es porque siempre estoy viajando, tengo los findes libres y los intento siempre tener ocupados y llenos de planes.

¿Anécdota más divertida o curiosa de tu experiencia?

Creo que mi nombre ya es una anécdota en sí. Absolutamente nadie que hable otro idioma que no sea español, es capaz de pronunciar mi nombre. Ir al Sturburks es uno de mis momentos favoritos, que me pregunten el nombre y decir con pronunciación española “Ainhoa” y escriben cosas como “leyona”. Pero a día de hoy ya tengo el truco, les digo que se pronuncia como “I know + a”. Perfecto. Después de esta explicación todos lo clavan. Así justo lo dije una vez en Sturburks y así me pusieron “Iknow”, ja ja ja.

Hay personas que también les pasa y optan por un nombre americano, por ejemplo, Lily.

Y anécdotas con american@s, tengo cientos, pero para eso necesito un libro.

 

¿Algo más que quieras añadir y que te parezca relevante?

Incido en la mente abierta, considero que es muy importante para disfrutar de esta experiencia al 100%.

¿Tú también quieres vivir una experiencia única como au pair?

Compartir esta página

Otros blogs

Blog general

Blog académico

Blog Au Pair

Blog Europa

Blog fuera de Europa

Blog Unicaja

Facebook

Instagram


Encuéntranos en Instagram