Marta, de un año escolar en USA a un curso universitario

Todo empezó en agosto de 2017, cuando Marta puso rumbo a Texas para cursar año escolar en USA. Ahora, 2 años después, vuelve a hacer las maletas para iniciar sus estudios universitarios en el país de las grandes oportunidades. Ella y su padre Antonio nos cuentan cómo viven este proceso y por qué se han decidido a que Marta continúe sus estudios en EE.UU. a través de nuestras becas universitarias en estados unidos.

  • Nombre: Marta
  • Programa: Año escolar en USA
  • Curso: 2017 – 2018

 

Marta cursó 1º de Bachillerato en EE. UU. y ahora habéis decidido que continúe su formación universitaria en este país ¿Qué os ha animado a ello?

MARTA.—Por mi experiencia he comprobado que en Estados Unidos no solo te intentan formar academicamente, sino también como persona. Ofrecen una educación satisfactoria y de calidad en la que lo más importante eres tú, y se nota. Es una experiencia que merece mucho la pena. Mi familia me apoyó en esta decisión desde el principio haciendo de esta decisión una nueva y emocionante aventura. ANTONIO.—La atención personalizada hacia el alumno, y el hecho de que el tipo de formación hiciera afrontar los exámenes con una casi total garantía de éxito.

¿Qué creéis que aportará a Marta a nivel académico el hecho de haber estudiado un curso de secundaria y ahora uno universitario en el extranjero? ¿Y a nivel personal?

MARTA.—A nivel académico creo que me aportará una gran educación y muy buenas oportunidades de trabajo en el futuro, al igual que un currículum interesante. Creo que también demuestra la capacidad de una persona para adaptarse a nuevas situaciones. A nivel personal, mi primer año allí fue la experiencia más enriquecedora de mi vida. Crecí mucho y maduré más rápido que mis amigos aquí, también descubrí la labor del voluntariado, nuevos hobbies, etc. Sé que va a haber retos en el camino, pero también sé que valdrá la pena.

ANTONIO.—A nivel académico, le aporta la capacidad de adaptación a nuevas realidades académicas y el hecho de acrecentar su formación curricular en un sistema diferente y muy pragmático como es el americano, sin dejar de lado el componente idiomático, en lo que a su perfeccionamiento se refiere. A nivel personal el hecho de tener que desenvolverse en otra realidad social, le ha hecho madurar sobremanera como persona.

marta, de un año escolar en usa a un curso universitario en Utah

¿Y cómo estáis viviendo ahora todo el proceso de selección, inscripción y admisión en el programa de Becas Universitarias?

MARTA.—Hemos tenido la gran suerte de tener al equipo de Aston Herencia a nuestro lado durante todo el proceso, lo que lo ha hecho mucho más ameno y fácil. Es un proceso tedioso y que requiere de mucha atención debido a la cantidad de documentación y cosas a completar. Al final, después de algunos meses de mucho ajetreo, conseguimos enviar todo sin problema.

ANTONIO.—Evidentemente, no podríamos haber realizado dichos procesos sin este programa, dado que el mismo cuenta con agentes en dicho país trabajando para nosotros y acercándonos esa realidad, simplificando, acortando y haciendo factible cada uno de estos procesos que, sin perder de vista, son realizados en un país muy lejano, y en el que los trámites y procesos son muy diferentes a los que han de llevarse a cabo para los mismos hechos en nuestro país.

¿Cuáles son los aspectos que más valoráis del asesoramiento recibido?

ANTONIO.— En primer lugar, la profesionalidad evidenciada a lo largo de los meses; en segundo lugar, la cercanía en el trato, ello debido a que siempre se cuenta con la misma persona de contacto, con lo que ya se crea un feedback en el que la comunicación se hace mucho más fácil y fluida; y en tercer y último lugar, el hecho de que todo acontece tal y como te lo explicitan, sin sorpresas.

¿Os habéis sentidos acompañados durante todo el proceso?

MARTA.— Durante todo el proceso hemos tenido al equipo de Aston Herencia muy pendiente de nosotros y de cómo iba todo, asegurándose de que no hubiera problemas por lo que nos hemos sentido muy acompañados y nos ha proporcionado mucha seguridad. También he de añadir que volvimos a poner nuestra confianza en Aston Herencia porque mi experiencia con ellos durante mi año de inmersión en primero de bachillerato fue impecable. Estuvieron pendientes las 24 horas del día y moverían cielo y mar si hubiese un problema con un estudiante. A mí personalmente me aportaron muchísima confianza desde el primer momento y supe que si repetía la experiencia sería con ellos.

Marta ¿Tenías claro qué estudiar? ¿Encontraste suficientes opciones en las carreras contempladas por el programa de becas?

MARTA.— No estaba completamente segura de qué estudiar, pero estaba entre tres carreras de la rama de ciencias de la salud. Las carreras que Go Campus ofrece son muchas y muy variadas, por lo que estuve muy satisfecha con las opciones que tenía. Finalmente, me decanté por Psicología ya que me llama muchísimo la atención y la encuentro una ciencia muy interesante. También hay que destacar que en Estados Unidos se suele hacer un major (grado, tu principal campo de estudio), y también un minor (licenciatura en algún otro campo de interés del alumno). Algo muy característico de la educación allí es que intentan que los alumnos obtengan conocimientos de todas las ramas, y no solo una, y ofrecen una educación muy flexible.

Marta, de un año escolar en USA a un curso universitario en Utah

Después del estudio del perfil de Marta, se presentaron 9 opciones de becas en 9 universidades distintas para que eligierais ¿Este informe cumplió vuestras expectativas? ¿Y por qué?

ANTONIO.—Sí cumplieron nuestras expectativas, y ello debido a la diversidad de universidades propuestas y su distinta ubicación geográfica.

MARTA.—Encontramos universidades públicas y privadas, todas de buena calidad por lo que nos sentimos muy satisfechos con las opciones que teníamos sobre la mesa.

Marta, has sido admitida en la universidad de Utah ¿Por qué elegiste esta opción?

MARTA.—Elegí estudiar en Estados Unidos por numerosas razones, la principal de ellas siendo la buena y prestigiosa educación que ofrecen. Cuenta con un campus precioso y una comunidad muy acogedora, lo que es de agradecer al estar tan lejos de casa. Además, la gran mayoría de clases son de menos de 50 alumnos, lo que permite una educación mucho más personalizada de la que se puede encontrar en otras universidades en la que la gran mayoría de clases se imparten en aulas magnas. Hay muchísimos recursos para estudiantes internacionales y numerosos advisors a los que ir en caso de duda de cualquier tipo. Espero que se convierta en mi segunda casa.

A pocas semanas de irte ¿Cómo estáis llevando los preparativos? ¿Os ayuda el hecho de haber vivido una experiencia previa an-terior en el mismo país?

ANTONIO.—Estamos mucho más tranquilos debido al hecho de que Marta ya había vivido en EE. UU. y ya había tenido contacto con el sistema educativo americano, con lo cual ya teníamos mucho ganado a la hora de que volviera allí a estudiar. En cuanto a los preparativos los estamos llevando con orden y tranquilidad, aunque con el punto de expectación que los hechos merecen, ya que nosotros volvemos, pero nuestra querida hija se queda allí.

MARTA.—Personalmente, al tener experiencia previa me siento mucho menos nerviosa y tengo más confianza en mí misma para afrontar esta nueva aventura. Estoy mucho más familiarizada con el estilo de vida, la cultura, etc. por lo que creo que todo irá viento en popa. Los preparativos están siendo muy emocionantes y no puedo esperar para estar allí.

Marta, de un año escolar en USA a un curso universitario en Utah

¿Recomendaríais este programa a otros estudiantes que se lo estén planteando?

ANTONIO.—Si, lo recomendamos a cual-quiera que esté pensando estudiar en EE. UU. Los trámites, el idioma, la legisla-ción americana no tienen nada que ver con la española; por lo que, sin los asesores de esta empresa, que son nuestros ojos y tramitadores en el lugar, sería imposible ni siquiera pensar en gestionar todo, ya que habríamos de desplazarnos en varias oca-siones y durante bastante tiempo a EE. UU. para tramitar y contactar con cada una de las universidades que pretendiésemos, sin ser ello garantía de éxito en nuestra pre-tensión.

MARTA.—Recomiendo esta experiencia sin ninguna duda, es una de las mejores decisiones que he tomado nunca. Por experiencia propia de mi año en bachillerato puedo asegurar que cambiar de aires de esta ma-nera hace que crezcas como persona, abre tu mente a nuevos horizontes, te ayuda a madurar mucho y también a apreciar lo que tienes. Es una aventura en la que te descu-brirás a ti mismo y partes de ti que nunca pensarías que estaban ahí.

¿Queréis añadir algo más?

MARTA.—Recomiendo a cualquier estudiante, ya sea de bachillerato o universitario, que se vaya a embarcar en este viaje que mantenga una mente bien abierta y salga de su zona de confort. Una vez te acostumbras a vivir allí el tiempo pasa demasiado rápido y en un abrir y cerrar de ojos estas en un avión de vuelta a España. No cerréis ninguna puerta que se os abra en el camino y mucha suerte, os aseguro que no os arrepentiréis de haber tomado esta decisión.

ANTONIO.—Dar las gracias encarecida-mente a nuestra persona de contacto con Aston Herencia, quien forma parte de este, nuestro proyecto para con Marta y sabemos que la tenemos con nosotros siempre. Dar las gracias por haber hecho posible que este proyecto haya llegado a término.

becas universitarias en usa

Compartir esta página

Otros blogs

Blog general

Blog académico

Blog Au Pair

Blog Europa

Blog fuera de Europa

Blog Unicaja

Facebook

Instagram


Encuéntranos en Instagram